En Clave de Fa

Una melodía jamás se forma con una sola voz

El ruido es tu silencio

with 4 comments

Esta entrada va como respuesta al artículo de la Tribuna de El País: “Lecturas en corto y ruido en la Red”  de Enrique Gil Calvo 21/08/2010)

Aunque tenía en mente reabrir el blog de otra manera, no debería dejarse pasar este artículo y el hecho de que Gil Bravo parte desde la inoperancia que significa poner un punto y a parte en su crítica destructiva en vez de pasar el testigo a la evolución participada de la comunicación por quienes la pueden ya realizar: los “zombies iletrados” (AKA hijoputas edansian@s) y quienes considera “ruido en la red”

Si este mismo artículo “Lecturas en corto y ruido” y su discurso negativo sobre las formas de comunicación por internet se extrapolase a la escritura jeroglífica, éste sería: escribir con un código basado en letras en vez de con figuras, haría que se perdiera inexorablemente el alma de la escritura (los jeroglíficos estaban “vivos” y lo realizaban los sacerdotes)

El punto de vista sociológico (sincrónico, elitista y no participativo -objetivo en apariencia-) sería el mismo: un grupo de personas con posibilidades socioeconómicas suficientes que les permite dedicar tiempo a la lectura reflexiva de tochos semánticos en el contexto de la aparición de una forma de comunicarse diferente. Se obvia también esas amplias bibliotecas de libros plastificados que nunca se abrirán o se balbucearán sin llegar a la lectura comprensiva. Un simple reflejo androcéntrico de que la cantidad y tamaño importa, un simple reflejo del fenómeno conocido como “fosilización intelectual”: lo de antes era mejor porque lo aprendí así.

Twitter, Facebook,  los blogs, etc… han hecho que personas que nunca han leido allende de la declaración de la renta o la Trilogia Millenium se acerquen a contenidos que antes les estaban ajenos mediante una hiperlectura deconstruida, indexizada, participativa y adaptada a su tiempo. No son mensajes cortos, son discontinuos como la novela política o como un libro de James Joyce. La  lectura ya está lejos de unir la A a la B:  la A va con B y C al mismo tiempo, no sé si me explico. Como en en el antiguo Egipto veían las letras desalmadas, la hiperlectura recupera ese alma.

El resto de indicios que confabulan a la deformación de la persona usuaria de la lectura “corta” no es más que la identificación envidiosa de quienes se ven incapaces de comprender, reflexionar y, evidentemente, leer la otredad -aunque ya empiezan a ser ustedes ‘los otros’- en especial, si ésta viene de sectores socioeconómicos donde se las trae al piro lo que acertadamente dijo alguien en algún otro siglo: it ain’t what you do, it’s the way that you do it, que reza ese viejo standard del Jazz. El “qué” ya no es tan importante como el “cómo”

En cuanto a lo del ruido macbethiano (Real, falso, tramposo y pecaminoso)  al que hace referencia unido a la furia -por el exceso masculino, supongo-  se explica también en un concepto anglosajón menos manipulado: “CAN” (poder/saber) decodificar. Si se sienten incapaces/no sabedores de la “lectura corta” debería plantearse retirarse a una casita en la playa y escribir sus memorias, que es lo que queda y que gustosamente leeremos antes de dormir con un Twitter también cerca. No se sustituye, se complementa.

El ruido, muy señoras y señores míos, lo explica muy bien Lorca en varias líneas de dos poemas: “Donde es ruido el silencio” “Oye, hijo mío, el silencio. / Es un silencio ondulado, /  un silencio, / donde resbalan valles y ecos / y que inclinan las frentes hacia el suelo” El resto son mensajes que ustedes no saben leer absortos en masturbaciones meta-ilustradas intelectuales varias, placenteras pero insulsas si no se comparten.

PS: Espero haber seguido los “10 mandamientos” de Sánchez-Cuenca (a quien también habría que dar un repasito)

Anuncios

Written by Sergio Marín Conejo

30 agosto 2010 a 2:20 pm

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Corto de leer no significa corto de razonar, sentir, desear o vivir.

    Carpe Diem

    Cosechadel66

    30 agosto 2010 at 5:00 pm

  2. Me ha gustado el concepto de “mensaje discontinuo”, lo único que si no lo sigues adecuadamente se convierte en inútil.

    Pepe

    30 agosto 2010 at 7:36 pm

  3. @Pepe: igual que si comienzas un libro pero nunca lo terminas o incluso si lo terminas pero no extraes nada de él. La “inutilidad” es relativa a la persona y sus circunstancias.

    Sergio Marín Conejo

    30 agosto 2010 at 8:42 pm

  4. Buena contestación. Seamos compasivos (sin ser estúpidos) con aquellos a los que el cambio les mueve la silla.

    Muy bueno lo de “personas que nunca han leido allende de la declaración de la renta o la Trilogia Millenium”

    PD. Lo “Furia” unido a “Ruido” supongo que es una referencia al libro de Faulkner

    luis.tic616

    31 agosto 2010 at 9:33 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: