En Clave de Fa

Una melodía jamás se forma con una sola voz

Memoria poética, justicia poética

with 5 comments

Mantengo este blog lejos de opiniones políticas concretas y actuales al uso aunque per se, haga política. En este caso, no me puedo contener porque no es la razón lo que me guía.

Comentaba el otro día a un amigo que las palabras sirven para describir la realidad que nos rodea, que si no hay palabra, simplemente esa realidad nos es invisible, y por tanto, no existe. Verdad a medias. Era una afirmación ciertamente arriesgada ya que nos suceden eventos que son tan difícil de explicar que no encontramos término, ni combinación congruente, convenida ni lógica que pueda expresarlo. (No es el mismo caso)

La poesía es una manera de expresión que crea o intenta figurar una realidad tan personal que puede ser única, y por tanto, delicada y voluble a la recepción de quien la interpreta. Es un trabajo laborioso y cansino que requiere conocerse, conocer lo que se conoce y los medios y combinaciones posibles (o imposibles) que liberen a la persona de la presión que supone la necesidad innata al ser humano de comunicar ante la falta de maneras.

Es lo más personal y único junto al orgasmo y delimitarlo, darle forma y entregarlo es uno de los ejercicios más complicados a los que nos enfrentamos en la vida. Inténtenlo si no.

Hablo de palabras, pero puede hacerse con imágenes, con música, con el cuerpo. Hablo de palabras porque mientras escribo tengo en mente a un autor: Miguel Hernández. Normalmente me alejo de la opinión de las masas críticas, pero la Elegía que escribió a su amigo Ramón, me parece una de las mejores pinturas a la desaparición de un ser que ya no habla, ni come, ni estornuda.

¿Cómo se atreven?

copyright Pais, el

¿Cómo se atreven a mezclar la fina creación de una realidad quebradiza que ni las mismas palabras saben expresar con tamaña bazofia conductista y adoctrinadora en 1500 ejemplares gratuitos en homenaje (sic) a su autor oriundo?

Sólo me queda la esperanza de que la propia justicia poética, donde los malos pierden y los buenos ganan, haga sucumbir a las personas que han demostrado, con este acto premeditado de falta de respeto, desde la más absoluta idiotez y con el mayor menosprecio al ser humano, haber mancillado la memoria poética única de un conciudadano para propaganda absurda y sin sentido.

Written by Sergio Marín Conejo

23 diciembre 2009 a 5:02 am

Publicado en Clave, Experiencias, Política

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. No se a que te refieres… pero si alguien se ha atrevido a utilizar de mala manera esa obra maestra… no es que sea idiota, es que es un absoluto ignorante.

    Carpe Diem

    cosechadel66

    23 diciembre 2009 at 1:10 pm

  2. Relacionado y aportando:
    http://cosechadel66.es/?p=1823

    Sergio Marín Conejo

    23 diciembre 2009 at 1:53 pm

  3. Grache, Sergio…

    cosechadel66

    23 diciembre 2009 at 1:54 pm

  4. Impresionante. Solo puedo decir que tienes una forma de escribir que me encanta.

    ZX

    27 marzo 2010 at 3:42 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: